DIAGNÓSTICO KINESIOLÓGICO PARA LA ELABORACIÓN DE UNA DIETA PERSONALIZADA

DIAGNÓSTICO KINESIOLÓGICO PARA LA ELABORACIÓN DE

UNA DIETA PERSONALIZADA

  • Cada vez son más los científicos que aseguran que los males más

importantes que afectan a la sociedad occidental están relacionados con la dieta.  Por suerte,  el concepto de nutrición está cambiando. En nuestro día a día se están haciendo visibles los esfuerzos por desarrollar el potencial de los alimentos como promotores del bienestar físico y mental.  La dieta guarda mucha relación con las enfermedades y el proceso de envejecimiento. Siempre será más fácil curar a una persona con un sistema inmunitario sano y bien nutrido que a un organismo enfermo y con desequilibrios nutricionales.

Con una alimentación consciente podemos reducir el riesgo de padecer alguna enfermedad y aumentar las posibilidades de envejecer con calidad de vida. Aquí es donde entra el juego la nutrición,  con un aporte óptimo de vitaminas, oligoelementos, minerales, aminoácidos grasos esenciales… El reto consiste en tratar de mejorar la salud mediante la alimentación adecuada, según las necesidades de tu propio cuerpo.

 

  • El Test Kinesiológico  es el vehículo idóneo para poder realizar una dieta

personal y única;  teniendo en cuenta tus hábitos nutricionales, estilo de vida y si hay algún factor de estrés actual.

Mediante el test descartamos carencias nutricionales, buscamos si hay alguna intolerancia alimentaria y testamos los alimentos ideales para ti en este momento de tu vida.

No hay una dieta protocolaria o régimen alimentario adecuado para todos nosotros. Sólo tu subconsciente sabe con certeza qué alimentos necesitas  excluir o incluir para nutrir adecuadamente tus células. Esta información te ayudará a elaborar la dieta ideal para ti según las necesidades de tu momento presente, ya sea adelgazar, sentirte más vital o simplemente mejorar tu rendimiento.

Si hay algún desequilibrio emocional que te dificulta las capacidades necesarias de voluntad o autoestima, también las trataremos para que no sigan  boicoteándote.

Si durante el camino que has decidido iniciar necesitas consejos sobre algún alimento o te surgen dudas, no te preocupes, te acompañaré activamente mediante consultas semanales a mi correo electrónico soniakine@hotmail.com

 

  • Quieres tener un estilo de vida más saludable y no sabes por dónde empezar?

 

 

Tres pequeños consejos que provocaran en ti un gran cambio:

  1. INCREMENTAR MAS ALIMENTOS CRUDOS.
  2. INCLUIR PROTEINA VEGETAL
  3. ELIMINAR ALIMENTOS PROCESADOS.
  • POR QUÉ?

SOMOS VIDA!

En nuestro organismo habita un gran ecosistema de seres, ocupando cada milimetro, en nuestra boca, ojos, glándulas, tracto urinario….  la mayor parte de estos son células no humanas que viven a través de nosotros. «Si no puedes vencer al enemigo, únete a él». De aquí surge el concepto de incrementar la ingesta de alimentos vivos, que son los que más aporte nutricional nos ofrecen.

Debemos enriquecer nuestros platos con la gran variedad de alimentos que nos ofrece la vasta naturaleza.

Los grandes desconocidos son los PROBIOTICOS naturales, (los policías del organismo en la conocida serie de dibujos animados «Érase una vez el cuerpo humano»)  que son una fuente inagotable de nutrición para la flora intestinal y nos protegen de cualquier amenaza externa.

Estos probioticos vivos los encontramos en los alimentos fermentados,  como por ejemplo la verdura encurtida, pickles, la col, los pepinillos, las zanahorias, los productos lácteos, la miel cruda, el miso, el tempeh, los yogures, la Kombucha, el kéfir…   Todos ellos sin pasteurizar!

Los prebióticos y probióticos nos benefician en la evacuación, digestión, producen serotonina a nivel intestinal y nos protegen frente a enfermedades.  Cuando cocinamos los alimentos destruimos gran parte de los nutrientes, por lo tanto estamos comiendo alimentos sin vida. Comer alimentos crudos nos ayuda a mantener un pH óptimo donde los probióticos puedan proliferar. Es importante mantener un pH alcalino por encima de 7,4 para que las células funcionen adecuadamente y nuestra  microbiota se mantenga sana.  Para ello es necesario comer alimentos alcalinos,  ¡Alimentos con vida!

  • MUNDO VEGETAL

Hay que vigilar o controlar la ingesta de proteínas animales, sobre todo si no son ecológicas. Pues tras comerlas nos sentiremos tensos,nos  cargarán de hormonas y de  antibióticos. Al cabo de un rato sentiremos la necesidad de comer  dulces, cacao, beber alcohol, café..  para compensar la tensión que crean en nuestro cuerpo.

Para los que tenemos en cuenta el campo energético, un animal no deja de ser un ser que ha sufrido miedo, tensión y pánico antes de su muerte y esa tensión nos afectará de alguna manera. Para el resto, deberíamos tener en cuenta la capacidad de asimilación de los riñones,  ya que  son los encargados de digerir la proteína y si los sobrecargamos acidificarán la sangre.  Un territorio ácido siempre será vulnerable a enfermarse.

Podemos sustituir la proteina animal por la PROTEINA VEGETAL, como las legumbres, algas,  cereales, frutos secos…   Es importante que la proteina en grano esté viva antes de comerla, para poder beneficiarnos de sus nutrientes. Esto lo conseguimos dejándola unas 12 horas en remojo  antes de hervirlas,  donde se inicia su germinacion natural y las cocinamos a fuego muy lento para que la alta temperatura no agreda su proceso enzimático.

  • ALIMENTOS PROHIBIDOS

A diario nos nutrimos de «cosas» que parecen comida, sacadas de paquetes procesados, transformadas, manipuladas, llenas de aditivos, colorantes, sustancias químicas… que nuestro cuerpo, por suerte, ya ha empezado a rechazar. Estos alimentos son anti-nutrientes que acidifican nuestras células propagando la «no-vida» de nuestro organismo.

Estos son los alimentos procrocesados,  el alcohol, el pan blanco, las colas o sodas, los zúcares y edulcorantes… etc.  que además de bajar el nivel del pH,  son de absorción rápida produciendo una subida del nivel de glucosa en sangre.

Debemos aumentar el consumo de ALIMENTOS MAS SANOS como el cereal en grano en vez de las harinas refinadas, legumbres,  frutos secos  crudos, semillas, verduras crudas y frescas de temporada, frutas sin empaquetar ecológicas, pescado de pesca en mar y carne ecológica.

Hasta aquí mi granito de arena, que nace de la inquietud  por encontrar una respuesta diferente a las necesidades actuales de mejoría  en nuestro rendimiento, bienestar y salud, utilizando la Kinesiología Holística como método de diagnóstico y evaluación del cuerpo humano.

 

Abundante Salud!

 

Sònia López.

Kinesióloga Holística

soniakine@hotmail.com